Un poeta de mi tierra

Un poeta de mi tierra

Retos de escritor y alcanzar la cima

Oswaldo Acevedo es un poeta cumanés, un poeta de mi tierra. Un amigo con raíces literarias y ramas poéticas afianzadas por el tronco y el respeto de sus propias convicciones.

Lo conozco desde siempre, y desde siempre es él, auténtico y poeta por sobre todas las cosas.

Me siento agradecida porque Oswaldo aceptó formar parte de este proyecto de Escritores 1.0 donde a modo de tertulia presento a escritores que de una u otra forma tienen mucho que aportar a la cultura de Cumaná y de Venezuela en general. Por consiguiente me ayudan a abrir esta ventana al mundo para dejar volar las letras que otros tengan a bien atrapar.

¡Vamos, Oswaldo! Sobre todo, quiero que te sientas cómodo. Ahora háblanos de ti.

 

Mi nombre es Oswaldo Acevedo.

Nací en Cumaná, estado Sucre, el 30 de noviembre de 1956.

Ejerzo el oficio de librero en Cumaná.

Comencé prestando mis servicios en la Red de Librerías Kuai-Mare del Libro Venezolano, que después sería renombrada Fundación Librerías del Sur, institución adscrita al Estado venezolano.

Participé en grupos de teatro y fui miembro del recordado cine club “Ocho y medio”.

Poseo la firma Oswaldo Acevedo Editor y pienso dedicarle más tiempo, Dios mediante, a la actividad editorial.

 

Libros publicados

Retos de escritor y alcanzar la cima

 

¿Recuerdas cuándo decidiste escribir y qué te motivó a hacerlo?

R= Siempre en mí la pasión por la literatura ha sido presente. No recuerdo, ni tengo ningún interés en recordar, con exactitud el momento en el cual empecé a escribir poesía, sé que fue en mi remota primera adolescencia ─que todavía persiste en mí─.

No creo que haya sido una decisión mía. Cuando éramos niños los 7 hermanos, nuestra madre nos metía en su cama al caer la noche y por allí entrábamos al Espacio tiempo de Fantasía que ella creaba con sus palabras, con sus arrullos. Providencia todos los días, en esa cama velero de muchos mares, nos contaba cuentos de autores clásicos, relatos de la tradición oral, fábulas o historias con moralejas que ella creaba al instante y nos conducían al sueño que, tal vez, con el paso de los tiempos vendría a ser piedra fundacional para llevarme a pronunciar mi propia vida.

¿Qué género escribes?

R= Esencialmente, poesía.

¿Cuál fue tu primera obra?

R= Mi primer libro publicado fue el poemario Ahora que cuervo los ojos, (1986). Coedición del Centro de actividades Literarias “José Antonio Ramos Sucre” (CALJARS) de Cumaná y el Consejo Nacional de la Cultura (CONAC).

Retos de escritor y alcanzar la cima

¿Has tomado ideas de otros autores?

R= Siempre. Es algo que festejo. Como antes lo he dicho en El llamador, me designo un acopio de otras voces. He bebido de variadas voces. De las voces apresuradas que se oyen durante el día en las calles calientes de la ciudad; de las voces que, más allá de los sueños, en mi inconsciencia, escucho dictando, escribiéndome entre las sábanas; de las voces de escritores que marcaron mi alma, mi corazón; y, por supuesto, muchas voces reflejas de mis fantasmas y mi tristura fatal.

Retos de escritor y alcanzar la cima

¿Cuál ha sido tu libro más vendido?

R= El último publicado Pharo de las Espheras, porque es el único que, en la práctica, ha sido comercializado.

Retos de escritor y alcanzar la cima

¿Qué editorial te ha publicado y qué tal ha sido la experiencia con ella?

R= De mis cuatro libros de poesía publicados hasta los actuales momentos, los dos primeros fueron editados por Instituciones públicas: Ahora que cuervo los ojos (1986), por el Centro de actividades Literarias “José Antonio Ramos Sucre”; y El llamador (1996), por la Comisión Estatal Centenario Andrés Eloy Blanco. Fueron dos  experiencias maravillosas porque son dos instituciones muy queridas por mí y con las cuales estuve y aún, con toda la adversa “situación país” en la que se encuentran, estoy identificado y comprometido.

Mención aparte para Antología de narrativa cumanesa (1950-2004) (2005), una compilación de relatos de autores cumaneses ─escritos en el lapso que el título indica─, realizada por la profesora María Celeste Mindler y mi persona.

Retos de escritor y alcanzar la cima

Esta obra fue publicada mediante un proyecto de subsidio para incentivar la creación literaria en el país a través del Programa de financiamiento cultural 2003 de la Dirección General Sectorial de Literatura, perteneciente al Consejo Nacional de la Cultura (CONAC).

Los dos últimos poemarios: Umbre/Canción del hijo de la noche (2006); y Pharo de Las Espheras (2016), fueron editados por mí mismo con el sello Oswaldo Acevedo Editor.

Retos de escritor y alcanzar la cima

¿Qué lecturas te causan más placer?

R= Casi toda lectura que cae en mis manos me causa placer, Eva. El hecho mismo de leer casi siempre es un pedazo de pan para mí, sobre todo cuando me atrapa lo que estoy leyendo. Soy absolutamente ecléctico en este sentido. Así como tuve la inmensa fortuna de conocer en el ambiente de mi hogar la obra de los grandes autores de la literatura universal, también tuve el gusto de leer en aquella época lo que ahora se conoce como historietas retro; las novelas vaqueras de Marcial Lafuente Estefanía; Lou Carrigan con su personaje Brigitte Baby Montfort ─era la preferida de mi hermano mayor─; muchos de los suplementos que se publicaban en distintas editoriales de latinoamérica; cualquier prospecto médico que encontrara tirado por allí; y, por supuesto, la prensa cotidiana nacional y regional que llegaba a casa religiosamente cada día.

Casi toda lectura digo, porque mi experiencia como librero me ha dejado un gusto muy amargo en ese ámbito: repudio los libros de culto a la personalidad y de propaganda política tan descarada y engañosa como muchos de los que ha distribuido durante los últimos años la Fundación Librerías del Sur y que he tenido que tomar en mis manos debido al oficio que ejerzo.

¿Qué tanto te interesa que se vendan tus libros?

Tanto como el beneficio financiero que eso me pudiera reportar. En ningún momento, Eva, he creído que pueda llegar a sacar un significativo provecho económico de mi poesía.

¿Cuáles son los escritores que han influido en tu creación literaria?

R= Son muchos los influjos y muy poderosos, como lo he expresado antes. En el área de poesía mi mayor referente es Walt Whitman, pero es a César Vallejo a quien siento más cerca de mí al momento de escribir. Sin embargo, he tratado que la poesía que escribo sea siempre la sangre de mi ritmo interior.

 

¿Cómo te ha tratado la crítica?

R= Aquí casi nunca se ha hecho crítica sistemática especializada en el arte, ni siquiera en su época de apogeo cultural cuando a Cumaná también se le conoció por el nombre de la Atenas de Venezuela debido a la gran cantidad y calidad de arte que mostraba en sus calles e instituciones. Esa ha sido, a mi parecer, una de nuestras mayores falencias culturales y una deuda pendiente a saldar que tenemos ya que hemos contado con grandes nombres en distintas disciplinas artísticas que han permanecido injustamente ocultos, demasiado cerca incluso del anonimato y el olvido.

Por eso te agradezco, Eva, esta iniciativa que has tenido con Escritores 1.0 y la aplaudo de pie porque se está convirtiendo en la ventana que muestra la memoria literaria de nuestra tierra.

Visto lo antecedente, considero que la crítica me ha tratado bien, quizás.

Conservo tres o cuatro artículos de prensa que hacen referencia a mis textos.

¿Has tenido la oportunidad de participar en talleres de escritura y relacionarte con otros autores?

R= En la década de los ochenta/noventa en el Centro de Actividades Literarias “José Antonio Ramos Sucre” (CALJARS) se hicieron muchos encuentros y cursos de escritura con renombradas figuras de la literatura nacional como Alfredo Silva Estrada, Rafael Cadenas y Eugenio Montejo, para nombrar solo tres entre incontables grandes expositores que vinieron a Cumaná y de esas relaciones se nutrió muchísimo la generación que, de manera humilde, represento.

¿Perteneces a algún grupo literario?

R= No, a ninguno, gracias, rotundamente.

¿Cuál es tu principal aspiración como escritor?

R= Que surjan y se cultiven en el país muchos escritores (aspiro que surgirán), para que continúen escribiendo los paisajes de este libro sagrado e incompleto llamado Venezuela y lo terminen llevando por medio de la Educación, de la creación y de la acción al sitial del progreso individual, de la Justicia Social y de la Libertad como Destino.

¿Existe o no la inspiración?

R= Pablo Picasso dijo alguna vez: “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”.

Creo igual, que la inspiración existe pero por sí misma puede poco si no está preexistida por la voluntad del esfuerzo creador. También es sueños, la vida.

Retos de escritor y alcanzar la cima

Muy agradecida Oswaldo, por haberme permitido compartir parte de tu historia.

 

Ahora para que tengan una idea le dejamos, lectores, la primera estrofa de su poema de largo aliento El llamador como una pequeña muestra de su creación poética. 

El llamador

     Esta noche la luna canta
y el verso seduce y la plegaria
oíd el acento al filo de la espada
esta noche soy el llamador
aquel de las frecuencias estelares
yo soy aquel del yo inaudito
soy la saga del clamor abandonado
aquel que vio pájaros extinguidos
rizando las torres del primer ocaso
soy un símbolo en esta tierra
con el corazón encadenado
escasa la razón
con el espectro palpitando en una vela.
 Retos de escritor y alcanzar la cima

Invito a mis lectores a disfrutar de esta hermosa obra poética que pueden adquirir en:

* El mundo del libro-Cumaná

* Ofertas Camel-Cumaná

Para envíos internacionales gestionar a traves de un mensaje.

Un poeta es un mundo encerrado en un hombre.

» Víctor Hugo  (1802-1885) Novelista francés

One Reply to “Un poeta de mi tierra”

  1. Una gran entrevista, Eva. Y por cierto… ¡Enhorabuena!, porque -como bien ha dicho Oswaldo- estás mostrando la memoria literaria de nuestra tierra, algo que, quienes amamos las letras y esta ciudad, te lo agradecemos. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.