Libros que marcan tu vida

Libros que marcan tu vida

¿Tú los recuerdas? Hay libros que marcan tu vida. 

Si eres escritor habrá alguno que posiblemente

te haya animado a conseguirlo.

 

Retos de escritor y alcanzar la cima

Libros que marcan tu vida

El otro árbol de Guernica.

Fue uno de esos libros que marcan tu vida. Estaba allí sobre la mesa al lado de otros que acababan de llegar como cada fin de mes.
El olor a libro nuevo, el sonido del acetato que protegía la tapa dura del libro.

La emoción de la nueva revista a full color del Círculo De Lectores que yo devoraba saboreando las sinopsis de los libros que comentaban. Cada una de las portadas me dejaba adivinar historias y la disfrutaba de principio a fin.

Eran momentos inolvidables a comienzos de los 70, papá y mamá se daban el lujo de comprar cada mes tres cuatro o  novelas y yo podía participar en la elección de un libro para mi.

Así me estrené en la lectura, aproximadamente a los 12 años quizás un poco antes.

Ese día que quedó fijado a mis recuerdos, papá comentaba el libro con mamá hablando de la guerra que aún nombraban con respeto y tristeza.

A mí me marcó

El otro árbol de Guernica de LUIS DE CASTRESANA, trataba el tema de los niños españoles que tuvieron que ser enviados a un internado en Bruselas durante la Guerra Civil Española.

Niños que se libraron de la guerra durante los tres años que duró pero que a la vez perdieron los abrazos de su familia y lo que al principio les había parecido una aventura de vacaciones pronto fue dando paso a la realidad del exilio.

Retos de escritor y alcanzar la cima

A mí,  ese mes me había tocado  “Mujercitas” y lo dejé de lado para explorar una novela con tintes históricos y niños protagonistas. Me sumergí en una guerra que no era mía y que me marcó para siempre.

Creo que en ese momento decidí ser escritora. Dejarme llevar por una historia tan cruda a tan temprana edad me condicionó de manera positiva convirtiéndose en uno de esos libros que marcan tu vida.

Después de leer aquella historia, escribí un cuento. Sé que iba de niños pero lamentablemente no lo conservo. Solo recuerdo las palabras de papá diciendo que le recordaba al libro que acababa de leer.
Pues sí, así se empieza.

Sé de otros escritores con experiencias de este tipo, algo así como le que le sucedió a Ana González Duque con

La historia interminable

o a Luis Antonio de Villena cuando cuenta como Oscar Wilde lo convirtió en escritor 

Recuerdos

Un recuerdo aún más lejano, me lleva al colegio Santo Ángel  en Valencia – Venezuela, sentada en mi pupitre escolar y escribiendo sin parar porque habían dado media hora para hacer un tema libre.

De allí surgió un cuento precioso. Se desarrollaba en un jardín cundido de flores que hablaban y cada una tenía su propia personalidad. Sus conflictos y soluciones se habían enlazado perfectamente y mi cuento fue bien valorado.

Ese día me felicitaron y fue mi momento de saborear la fama. Luego me costó un poco retomarla. Esperé más de cuarenta años para tener tiempo para mí.

No creas que lo he conseguido, no es fácil de recuperar pero aquí estoy, dejando de lado otras ocupaciones porque es la hora del blog y hoy me apetecía contarte algo acerca de mis comienzos.

Lo que leíamos en los 70´s

Durante mi adolescencia no estaban de moda como ahora las novelas de vampiros, todo va por temporadas. En aquel entonces pretendían darnos lecciones morales a través de las lecturas como:

Pregúntale a Alicia,

Carta a un niño que no llego a nacer.

Las otras Alicias.

Era una especie de bombardeo sin guerra que me decía lo que me iba a suceder si me drogaba, si tomaba alcohol o si me embarazaba.

Cambiando el rollo

Cuando me di cuenta del rollo me decanté por otras tendencias un poco más profundas que a pesar de no ser de la época tuvieron una fuerte influencia en la década de los 70 como lo fueron los libros de Hermann Hesse, Demian”   El lobo estepario”   “Siddhartha” 

La época de leer y releer a Edgar Allan Poe.

Más adelante  “La insoportable levedad del ser” de Milán Kundera.

Luego, poco a poco fui descubriendo las joyas latinoamericanas.

El amor en tiempos de cólera”

 La casa de los espíritus”

“Como agua para chocolate”

Poesía de todos los tiempos y de todos los mundos. Becker, Walt Withman, Rubén Darío, Miguel Hernández, Alfonsina Storni. Andrés Eloy Blanco, Cruz Salmerón Acosta.

Retos de escritor y alcanzar la cima

Muchos más

Sé que he dejado muchos más en el camino, van llegando a mi como una lluvia fina y refrescante que me hace sonreír.

A ellos les tocará otro día.

Toda esta mezcla en el momento preciso hizo explosión y se convirtió en cuentos, cuentos y más cuentos, mezclados en varios estilos hasta que finalmente me estrené con la novela corta Las cenizas del bastón.

Ahí es cuando comienza la historia de Escritores 1.0 el blog y estos recuerdos que se alborotaron de momento y me hicieron recapitular

¿Por qué estoy sentada aquí contándote todo esto?

  ¿Cuáles  libros marcaron tu vida? 

¿Me lo puedes contar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *