Entrevista a la escritora Montserrat Vilarmau Martí

Entrevista a la escritora Montserrat Vilarmau Martí

 

El 23 de abril del 2017 caminando por Las Ramblas de Barcelona en medio de la fragancia a rosas, descubrí una parada de libros de diferentes editoriales la mayoría de auto publicación.

Allí había varios escritores promocionando sus novelas y cuentos y  de inmediato me sentí parte de aquel escenario. Me detuve a conversar y  descubrí que habían formado una asociación de escritores.

Verum Fictio, que reúne a escritores independientes a fin de trabajar en equipo para la promoción  sus publicaciones. Allí tuve la oportunidad de conocer a algunos de los integrantes y tras algunos días y ciertas consultas fui aceptada para formar parte de ese maravilloso proyecto.

Mi intención es darle un espacio a cada uno y por eso hoy puedo ofrecer:  Entrevista a la escritora Montserrat Vilarmau Martí

Retos de escritor y alcanzar la cima

 

Entrevista a la escritora Montserrat Vilarmau

 

Nombre: MONTSERRAT VILARMAU MARTÍ

Nacida en Manresa (Barcelona) en 1949

Profesión: maestra, especialidad Infantil y Primaria

Breve biografía 

Montserrat Vilarmau (Manresa, Bages) ha cursado estudios de Ciencias de la Educación en la U.A.B.que ha aplicado, en su vida laboral, en la escuela privada y en el Cuerpo de Maestros de Generalitat de Catalunya.

Como escritora, en el año 2000 quedó finalista del Premi Pere Calders de Literatura, con la obraYousra. Fué seleccionada en el año 2001 entre los autores finalistas en el certámen Les Millors Págines. i ha publicado también las novelas Mai per ordinador (2002), Vindrà la Fàtima (2005) y Mentre el país despertava (2015). Pertenece también al colectivo NARRADORS CENTRALS, con el que ha publicado las obras colectivas De tot cor (2012) i Tot és possible (2014).

En el año 1991 participó en la confección y presentación de la obra Miscelánea en homenaje a Ángel Server i Martí, filólogo manresano.

Ha participado como escritora en jornadas y actividades relacionadas con la inmigración y la interculturalidad en varias ocasiones, en la Semana sobre los derechos de la Mujer, así como en actos diversos de la Semana del Libro Infantil y Juvenil, que se celebra anualmente dentro de las actividades  literarias de Sant Jordi.

Apasionada por los clubs de lectura, acostumbra a colaborar como autora.

Sus vínculos culturales con L’Escala (Girona), hacen que colabore frecuentemente en el boletín cultural local.

Pertenece a l’Associació d’Escriptors en Llengua Catalana.

Retos de escritor y alcanzar la cima

 

Com serà la societat d’aquí a vint anys? Quins avenços tecnològics patirem? Aquestes són les qüestions que l’escriptors manresana Montserrat Vilarmau es planteja en el seu llibre Mai per ordinador. […] L’autora parteix de la premissa que ni la informàtica ni la digitalització no poden suplir les relacions humanes, i a partir d’aquí intenta fer una mirada al futur. […] Escrit en forma de dietari, Mai per ordinador pretén fer una reflexió realista centrada en l’avenç tecnològic. L’obra també fa unes pinzellades a altres aspectes de la societat, com ara les solucions per a malalties com el càncer o la disa, i l’anivellament entre països pobres i països rics. Fenòmens que, segons l’autora “confio que d’aquí a vint anys s’hagi fer un pas més i per això n’he volgut donar una visió optimista”. 

(Anna Costa. “L’autora manresana Montserrat Vilarmau reflexiona sobre l’avenç de les tecnologies”, Regió 7, 6 de novembre de 2002) 

Cómo será la sociedad dentro de veinte años?  ¿Qué avances tecnológicos sufriremos? Estas son las cuestiones que la escritora manresana Montserrat Vilarmau se plantea en su libro Nunca por ordenador. […] La autora parte de la premisa de que ni la informática ni la digitalización no pueden suplir las relaciones humanas, y a partir de ahí intenta hacer una mirada al futuro. […] Escrito en forma de dietario, Nunca por ordenador pretende hacer una reflexión realista centrada en el avance tecnológico. La obra también hace unas pinceladas a otros aspectos de la sociedad, tales como las soluciones para enfermedades como el cáncer o la Disa, y la nivelación entre países pobres y países ricos. Fenómenos que, según la autora “confío en que dentro de veinte años haya un paso más y por eso he querido dar una visión optimista”.

  

¿Recuerdas cuándo decidiste escribir y por qué?

 Desde muy pequeña. En mi casa había muchos libros, pero ninguno de ellos adecuado a mi edad; creo que esto estimuló mucho mi imaginación y enriqueció mi vocabulario. En la escuela, (un colegio de religiosas) mis redacciones eran muy valoradas por las profesoras por la facilidad de expresión que yo demostraba, pero a la vez, a menudo se escandalizaban de los temas que yo trataba, desde escenas con asesinatos hasta relatos de niños con infancias desafortunadas. Estos temas, bastante recurrentes, fueron motivo de que se llamara la atención de mis padres al respecto, ya que mis profesoras sospechaban que, a escondidas, veía películas no apropiadas a mi edad.

A nivel escolar, a los doce años gané el segundo premio en un concurso de redacción con el tema La amistad.

Recuerdo, de adolescente, mis colaboraciones en revistas de críticas musicales sobre las canciones del momento.

Unos años después, fui probando suerte en concursos literarios hasta que llegó un premio, que conlllevó ver mi primera obra publicada.

https://veusiparaules.wordpress.com/

Totes les sures de l’Alcorà comencen amb la invocaió àrab “Bensallah Elrohman Elrahim”, que vol dir “En el nom d’Al·là compassiu i misericordiós”. Aquests mots, com també altres d’extrets també de l’Alcorà, presideixen com a lemes literaris quasi tots els capítols d’un llibre escrit en català per una manresana –Montserrat Vilarmau– que coneix el tema perquè treballa des de fa anys en una llar d’infants freqüentada per dones i criatures magribines. El llibre té un personatge central inventat, Yousra, però aquesta noia hi és descrita amb detall precisos, extrets de la realitat. Per això el llibre ens deixa veure amb claredat i dramatisme els conflictes de les dones islàmiques allunyades del seu país […]. “Avui que fa calor –explica l’autora del llibre– es recollirà els cabells en una cua, es posarà els texans nous de color blau fosc i la camisa fina i aquesta tarda anirà a esperar el seu marit quan surti de treballar…”. 

(Josep Tomàs Cabot. “En el nom d’Al·là”, Regió7, 25 de gener de 2001)

 
Todas las suras del Corán comienzan con la invocación árabe “Bensallah Elrohman Elrahim”, que significa “En el nombre de Al • Alá compasivo y misericordioso”.

Estas palabras, así como otros de extraídos también del Corán, presiden como lemas literarios casi todos los capítulos de un libro escrito en catalán por una manresana -Montserrat Vilarmau- que conoce el tema porque trabaja desde hace años en una guardería frecuentada por mujeres y niños magrebíes.

El libro tiene un personaje central inventado, Yousra, pero esta chica es descrita con detalles precisos, extraídos de la realidad. Por eso el libro nos deja ver con claridad y dramatismo los conflictos de las mujeres islámicas alejadas de su país. “Hoy que hace calor -explica la autora del libro- se recogerá el pelo en una cola, se pondrá los vaqueros nuevos de color azul oscuro y la camisa fina y esta tarde irá a esperar a su marido cuando salga de trabajar …”.

(Traducido desde google)

¿Has tomado ideas de otros autores?

Inconscientemente, leer a otros autores siempre nos aporta algo, sobre todo en lo que se refiere a las técnicas aplicadas.

 

¿Cuál ha sido tu libro más vendido?

Yousra, que además de ser considerado por la critica la primera novela que afronta el tema de la inmigración desde el punto de vista del país de acogida, fue de lectura recomendada en algunos institutos de secundaria de Catalunya.

Retos de escritor y alcanzar la cima

¿Tienes idea de cuánto tiempo tardas escribiendo un solo libro?

Entre uno y dos años, en función de la documentación necesaria, y de la evolución que vaya tomando la idea principal.

 

¿Qué editorial te ha publicado y que tal ha sido la experiencia?

He publicado con cuatro editoriales distintas y las experiencias han sido muy diversas. La respuesta a esta pregunta es tan larga, que fue el tema de uno de los artículos de mi blog, que copio a continuación:

EDITORIAL CONVENCIONAL O AUTOEDICIÓ?

El fet d’haver publicat per editorials molt diverses m’ha permès comparar-les, observar què tenen en comú i en què es diferencien, tenir molt clar per on no estic disposada a tornar a passar, i actuar en conseqüència.

Parteixo de la idea que els que visiteu aquest blog coneixeu la distribució de costos i beneficis de l’edició d’un llibre, una llei que afecta des de l’editorial més gran fins la més modesta. Els qui no n‘esteu al cas, sapigueu que a l’autor (professional, mediàtic, o principiant, passant per tots els nivells) li queda el 10% de cada llibre seu que es ven en una llibreria. Dit amb unes altres paraules, el plaer de la creació literària és la retribució immediata d’un escriptor vocacional, i que ningú li pot prendre ni manipular. Només això fa que seguim escrivint, ja que el benefici econòmic és, a més de reduït, mot vulnerable, segons la meva experiència.

El meu primer contacte amb el món editorial va arribar a través d’un premi literari; l’editorial implicada era de les més grans i conegudes, si tenim present la seva presència al mercat i els autors que hi publiquen. La promoció que es va fer de la meva obra va funcionar, les vendes van anar molt bé i els drets d’autor van arribar en el moment estipulat. Naturalment, l’original de la meva segona obra el vaig lliurar a la mateixa editorial, que ja em coneixia com a autora, i aquí van començar els obstacles: en una editorial gran, les prioritats són sempre per als autors de dedicació exclusiva, sovint mediàtics, que els proporcionen vendes segures.

En funció de les seves obres, les editorials grans elaboren el seu planning anual. Els altres, en aquest cas, jo, quedem a la reserva per si cal tapar algun forat, i així poden passar anys. Mentrestant, els seus raonaments per no llegir els nostres originals és que en tenen tants d’acumulats, que no tenen temps. Resultat: vaig anar a trucar una altra porta.

 

Aquella va ser una editorial més modesta que em va assegurar la publicació a curt termini, i així va ser, però als pocs dies de ser al mercat, la meva obra va ser retirada a causa de les irregularitats de l’editorial en les seves relacions amb el Departament de Cultura. Després de molts problemes vaig recuperar l’obra, però la seva promoció i vendes van durar poques setmanes. Per ser una obra retirada del mercat, no hi va haver drets d’autor.

Un nou intent a través d’una editorial meticulosa i impecable en tot el que fa a edició, correcció i resultat estètic final, però que va descuidar la promoció. Els números vermells que presentava l’editorial no em van permetre percebre cap dret d’autor. Aprofito per fer palès que és freqüent que una editorial giri l’esquena a algunes promocions que l’autor proposa, argumentant que en un altre moment va tenir una experiència negativa amb aquell diari o població.

I aquí em permeto fer un incís: si bé la remuneració immediata d’un escriptor és la satisfacció de crear, no és agradable ni just contemplar com editors, llibreters i distribuïdors es reparteixen els beneficis d’una obra a la qual has dedicat hores i il·lusions, sense arribar a cobrar els teus drets d’autor.

Un curs d’Edició i Màrqueting de l’Ateneu Barcelonès, que aprofito per recomanar, em va obrir els ulls i em va dirigir on jo tenia ja la mirada posada: vaig contactar amb una editorial de proximitat que m’oferia una autoedició assistida a canvi d’avançar jo una quantitat estipulada de diners. El contracte especificava molt bé els compromisos de les dues parts, l’editor oferia confiança i, després de sospesar-ho bé, vaig signar el contracte aferrant-me a una idea bàsica: amb l’obra publicada i a la meva disposició tindria les mans lliures per divulgar-la, seleccionar les llibreries on deixar exemplars en dipòsit a canvi del 30% que els correspon, i sense dependre d’una distribuïdora que es quedés amb la seva part ( un 20% o més per exemplar). També em permetria vendre’ls jo mateixa en les presentacions o fora d’elles al mateix preu que les llibreries. Vaig fer-me a la idea que, amb aquestes condicions, si la meva obra no tenia sortida, quedava clar que, o bé no era prou atraient, o jo no sabia promocionar-la.

Tinc el goig d’afirmar que, fins el moment, he fet un promig d’una presentació per mes, i que els diners invertits van retornant poc a poc. L’editor compleix escrupolosament amb el contracte, i en el seu moment van arribar els drets d’autor. Dit d’una altra manera: he comprovat que la meva dignitat com a escriptora passa per controlar la situació de la meva obra. Això sí: tinc present que cal estar disposada a tot: donar-se a conèixer, fer contactes, i cuidar-los.

No és estrany que les editorials de proximitat que juguen net estiguin a l’alça, i les de sempre, amb les seves escales de valors i el seu laberint de percentatges, a la baixa. Tampoc és estrany que les llibreries alternatives que només accepten obres procedents d’editorials de proximitat o d’autoedició (a Manresa n’hi ha dues, si estic ben informada) tinguin tan bona acollida.

Però, compte! No oblidem que no és el mateix una autoedició amb l’ISBN reglamentari, que portar la pròpia obra a una impremta. Considerant que n’esteu al cas, m’agradaria canviar impressions amb vosaltres al respecte.

 

¿EDITORIAL CONVENCIONAL O AUTOEDICIÓN?

El hecho de haber publicado por editoriales muy diversas me ha permitido compararlas, observar qué tienen en común y en qué se diferencian, tener muy claro por donde no estoy dispuesta a volver a pasar, y actuar en consecuencia. Parto de la idea de que los que visitan este blog conocen la distribución de costes y beneficios de la edición de un libro, una ley que afecta desde la editorial más grande hasta la más modesta.

Algunos no sabrán que al autor (profesional, mediático, o principiante, pasando por todos los niveles) le queda el 10% de cada libro suyo que se vende en una librería. Dicho con otras palabras, el placer de la creación literaria es la retribución inmediata de un escritor vocacional, y que nadie le puede tomar ni manipular. Sólo esto hace que sigamos escribiendo, ya que las ganancias son, además de reducidas, muy vulnerable, según mi experiencia.

Mi primer contacto con el mundo editorial llegó a través de un premio literario; la editorial implicada era de las más grandes y conocidas, si tenemos presente su presencia en el mercado y los autores que publican. La promoción que se hizo de mi obra funcionó, las ventas fueron muy bien y los derechos de autor llegaron en el momento estipulado. Naturalmente, el original de mi segunda obra lo entregué a la misma editorial, que ya me conocía como autora, y aquí comenzaron los obstáculos: en una editorial grande, las prioridades son siempre para los autores de dedicación exclusiva, a menudo mediáticos, que les proporcionan ventas seguras.

En función de sus obras, las editoriales grandes elaboran su planning anual. Los otros, en este caso, yo, quedamos a la reserva por si hay que tapar algún agujero, y así pueden pasar años. Mientras tanto, sus razonamientos para no leer nuestros originales son que tienen tantos acumulados, que no tienen tiempo. Resultado: fui a llamar otra puerta.

Aquella fue una editorial más modesta que me aseguró la publicación a corto plazo, y así fue, pero a los pocos días de estar en el mercado, mi obra fue retirada debido a las irregularidades de la editorial en sus relaciones con el Departamento de Cultura. Después de muchos problemas recuperé la obra, pero su promoción y ventas duraron pocas semanas. Por ser una obra retirada del mercado, no hubo derechos de autor. Un nuevo intento a través de una editorial meticulosa e impecable en todo lo que respecta a edición, corrección y resultado estético final, pero que descuidar la promoción. Los números rojos que presentaba la editorial no me permitieron percibir ningún derecho de autor.

Aprovecho para hacer patente que es frecuente que una editorial de la espalda a algunas promociones que el autor propone, argumentando que en otro momento tuvo una experiencia negativa con aquel periódico o población. Y aquí me permito hacer un inciso: si bien la remuneración inmediata de un escritor es la satisfacción de crear, no es agradable ni justo contemplar como editores, libreros y distribuidores se reparten los beneficios de una obra a la que has dedicado horas y muchas ilusiones, sin llegar a cobrar tus derechos de autor. Un curso de Edición y Marketing del Ateneu Barcelonès, que aprovecho para recomendar, me abrió los ojos y me dirigió donde yo tenía ya la mirada puesta: contacté con una editorial de proximidad que me ofrecía una autoedición asistida a cambio de avanzar  y o una cantidad estipulada de dinero.

El contrato especificaba muy bien los compromisos de ambas partes, el editor ofrecía confianza y, tras sopesar bien, firmé el contrato aferrándose me a una idea básica: con la obra publicada ya mi disposición tendría las manos libres para divulgarla, seleccionar las librerías donde dejar ejemplares en depósito a cambio del 30% que les corresponde, y sin depender de una distribuidora que se quedara con su parte (un 20% o más por ejemplar). También me permitiría venderlos yo misma en las presentaciones o fuera de ellas al mismo precio que las librerías. Me hice a la idea de que, con estas condiciones, si mi obra no tenía salida, quedaba claro que, o bien no era lo suficientemente atrayente, o yo no sabía promocionarla. Tengo el placer de afirmar que, hasta el momento, he hecho un promedio de una presentación por mes, y que el dinero invertido van devolviendo poco a poco.

El editor cumple escrupulosamente con el contrato, y en su momento llegaron los derechos de autor. Dicho de otro modo: he comprobado que mi dignidad como escritora pasa por controlar la situación de mi obra. Eso sí: tengo presente que hay que estar dispuesta a todo:darse a conocer, hacer contactos, y cuidarlos. No es extraño que las editoriales de proximidad que juegan limpio estén al alza, y las de siempre, con sus escalas de valores y su laberinto de porcentajes, a la baja. Tampoco es extraño que las librerías alternativas que sólo aceptan obras procedentes de editoriales de proximidad o de autoedición (en Manresa hay dos, si estoy bien informada) tengan tan buena acogida.Pero, cuidado! No olvidemos que no es lo mismo una autoedición con el ISBN reglamentario, que llevar la propia obra a una imprenta. Considerando que estáis al caso, me gustaría cambiar impresiones con vosotros al respecto.

(Traducido desde google)

¿Qué género escribes?

Novela, a menudo basada en casos reales.

Retos de escritor y alcanzar la cima

¿Qué es lo próximo que tiene pensado escribir?

Si puedo conseguir la suficiente documentación, voy a escribir la segunda parte de MENTRE EL PAÍS DESPERTAVA.

 

¿Qué lecturas le causan más placer?

Desde luego, que consiguen mantener vivo el interés del lector. Prefiero el lenguaje  coloquial, el más cercano a la vida cotidiana, al más elaborado.

 

¿Cuáles son los escritores que han influido en tu creación literaria?

Maite Carranza, Almudena Grandes, Joan Barril y muchos otros.

 

¿Cómo te ha tratado la crítica?

Estoy satisfecha de cómo me ha tratado cuando se ha fijado en mí, pero han sido pocas veces; los escritores populares, los mediáticos, que no son necesariamente los mejores, merecen más atención.

Retos de escritor y alcanzar la cima

Una extraordinària sensibilitat per narrar el neguit i la incertesa amb què milers de famílies creuen l’Estret enlluernades pel miratge d’Europa va ser el tema de Yousra, la primera novel·la de Montserrat Vilarmau. Animada pels suggeriments dels lectors, l’autora reprèn els primers passos d’una jove àrab arribada a Catalunya per plantejar el retrobament en el país d’acollida, els valors morals i el drama de les pasteres. 

Fa ja quatre anys que la Yousra va arribar al nostre país amb el seu marit, l’Anouar, i la seva filla. Han aconseguit trobar feina i sense renunciar als principis de la seva religió tracten de gaudir dels avantatges d’una nova manera d’entendre la vida. Quan el germà de l’Anouar i la seva muller, una dona convençuda que només ella compleix el que prescriu l’Alcorà i que mira amb recança qualsevol gest d’occidentalització, deixin el Marroc i s’instal-lin a casa seva, a Manresa, la pau i la felicitat de la Yousra s’esquerden. 

Vilarmau treballa en una llar d’infants i col·labora en clubs de lectura sobre la diversitat. Sovint els llibres que aborden la immigració cerquen la llàgrima fàcil o es limiten a exposar el xoc cultural sense aprofundir en el context socioeconòmic. YousraVindrà la Fàtima, en canvi, demostren que no n’hi ha prou d’explicar una història colpidora, sinó que té la voluntat de reflexionar sobre la naturalesa humana i els conflictes socials. 

(Anna Tomàs. “Neguit i incertesa”, Avui, 1 de gener de 2006)

(Traducido desde google)

Una extraordinaria sensibilidad para narrar la desazón y la incertidumbre con la que miles de familias cruzan el Estrecho deslumbradas por el espejismo de Europa fue el tema de Yousra, la primera novela de Montserrat Vilarmau. Animada por las sugerencias de los lectores, la autora retoma los primeros pasos de una joven árabe llegada a Cataluña para plantear el reencuentro en el país de acogida, los valores morales y el drama de las pateras.

Hace ya cuatro años que  Yousra llegó a nuestro país con su marido, Anouar, y su hija. Han conseguido encontrar  trabajo y sin renunciar a los principios de su religión tratan de disfrutar de las ventajas de una nueva manera de entender la vida. Cuando el hermano del Anouar y su esposa, una mujer convencida de que sólo ella cumple lo prescrito en el Corán y que mira con pesar cualquier gesto de occidentalización, dejan Marruecos y se instalan en su casa, en Manresa. Se agrieta la paz y la felicidad de Yousra Vilarmau trabaja en una guardería y colabora en clubes de lectura sobre la diversidad. A menudo los libros que abordan la inmigración buscan la lágrima fácil o se limitan a exponer el choque cultural sin profundizar en el contexto socioeconómico.

Yousra i Vendrá Fátima, en cambio, demuestran que no basta con contar una historia sobrecogedora, sino que tiene la voluntad de reflexionar sobre la naturaleza humana y los conflictos sociales. (Anna Tomás. “Neguit e incertidumbre”, Hoy, 1 de enero de 2006)

¿Influyen las creencias políticas, sociales y filosóficas en el éxito o fracaso de tu obra?

Escribir en catalán tiene un precio: fuera de Catalunya no te conocen, a menos que se traduzcan tus obras. Además, la lengua catalana, por el hecho de ser co-oficial con la española, a menudo sale perdiendo.

¿Para escribir un libro es necesaria una investigación previa?

Esto es siempre muy necesario, para mí, imprescindible.

 

¿Para quién escribes?

Para el público adulto interesado en temas basados principalmente en la vida cotidiana.

Retos de escritor y alcanzar la cima

¿Qué tanto beneficia a la producción literaria que el gobierno se interese en la industria cultural?

Creo que a los escritores no famosos nos beneficiaría la promoción; faltan revistas y publicaciones especializadas en esto.

 

¿Vives de lo que publicas?

¡Uy, preguntas en broma, ¿verdad? En todo caso diría que la ilusión que me produce escribir y publicar, me da muchísima vida.

 

¿En que sitio te sientes cómoda para escribir?

Frente a mi ordenador, a primera hora de la tarde, con un té y chocolate negro. Aparte de esta, que suele ser mi hora de inspiración, llevo siempre conmigo papel y boli para escribir en el tren, en las salas de espera y en cualquier situación donde sople la inspiración.

 

¿Has tenido la oportunidad de participar en talleres de escritura y relacionarte con otros autores?

El Ateneu Barcelonés me ha proporcionado todo esto y mucho más. Del contacto con otros escritores nació el grupo VERUM FICTIO, con el que próximamente vamos a publicar una obra colectiva.

 

¿Cuál es tu principal aspiración como escritor?

No perder nunca la ilusión ni la necesidad vital de escribir; son unas vitaminas diarias que no pueden faltarme.

 

¿Existe o no la inspiración?

Sí, pero hay que saber recibirla; es la inspiración que busca al escritor. Si no  respondes a su llamada, se va.

Gracias Montserrat, sé que tus consejos llegarán a otros escritores que como tú y como yo, se sientan comprometidos en divulgar técnicas y herramientas que permitan activar la distribución y promoción de nuestras novelas.

3 Replies to “Entrevista a la escritora Montserrat Vilarmau Martí”

  1. Me siento es perfecta osmosis con los comentarios de Montserrat. Llevo años escribiendo y publicando. Empecé a publicar en Francia, en una editorial tradicional, hasta que se la llevó la crisis. A partir de entoces decidí publicar en mi país y en mi lengua y ahí empezó la lucha. Estoy haciendo un curso de Marketing para escritores con la esperanza de paliar a la pobre distribución de mi editorial ECU. He recibido una propuesta de otra editorial: La Equilibrista, en forma de asociación para una autoedición, epro desconozco totalmente este proceso y esta editorial. ¿Me puedes dar alguna información?

    1. Hola María Luisa, mi experiencia con las editoriales se acerca mucho a la todos los que estamos pasando por esta situación. Yo también estoy haciendo el curso de marketing con Ana González Duque. La experiencia ha sido enriquecedora y hay que seguir trabajando para poder ver los resultados. Otra forma interesante es ayudarnos entre escritores y bloguers. Envíame la dirección de tu Blog si ya lo tienes para compartir tus contenidos. Así podremos multiplicarnos. Gracias por visitar mi casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.