5 escritores de Realismo Mágico y sus excentricidades

5 escritores de Realismo Mágico y sus excentricidades

Retos de escritor y alcanzar la cima

 

Excentricidades de escritores del Realismo Mágico

¿Recuerdas cuando te hablé de La literatura como arte?

En Escritores 1.0 te comenté que la literatura es una representación artística expresada a través de la palabra.

Si buscas el término “ARTISTA”  verás que El concepto permite englobar a las creaciones que realiza el ser humano para expresar su visión sensible sobre el mundo real o imaginario.

Los artistas cuentan con la fama de ser “algo” diferentes y yo estoy de acuerdo por eso son artistas. entre los escritores puedes encontrar muchas de estas expresiones que comúnmente tildan de extravagancias, excentricidades, obsesiones y manías.

Justamente son esas pinceladas de luz las que los hacen diferentes y especiales  al resto de los escritores que aún buscan encontrar su propio universo.

Aunque sean injustamente tildadas como excentricidades de escritores del Realismo Mágico

Retos de escritor y alcanzar la cima
by toni.borges.94

Jorge Luis Borges

Borges rechazó homenajes por su cumpleaños 77. Envió a la basura telegramas y felicitaciones

“No quiero fotos y además no tengo nada importante que decir. Mis cumpleaños ya no los festejo”, respondió, malhumorado, a quienes pretendieron felicitarlo telefónica o personalmente.

El redactor de un vespertino, el único periodista que logró conversar ayer con él, dijo que el escritor envió al canasto todos los telegramas que instituciones y admiradores le dirigieron.

”Yo no soy un político para que me saquen fotos, hay muchas otras personas que merecen la atención de los periodistas”, insistió en tajantes respuestas.

 

Otras palabras rescatadas del gran Jorge Luis Borges. Fueron pronunciadas en una conferencia de 1971, en Londres:

“Yo tenía, de niño, tres espejos enormes en mi habitación, y sentía por ellos un miedo profundo porque (…) me veía a mi mismo triplicado, y tenía mucho miedo al pensar que tal vez las tres formas comenzaran a moverse por su cuenta”.

Retos de escritor y alcanzar la cima

Juan Rulfo

Durante una visita a Buenos Aires en 1974, cuando le preguntaron por milésima vez por qué no publicaba desde hacía veinte años (entonces) de Pedro Páramo El llano en llamas.

Juan Rulfo pidió que alguien leyera un cuento de su amigo Augusto Monterroso titulado El zorro es más sabio.

El relato trata de un zorro que se convierte en escritor, publica un libro bueno, luego otro mucho mejor, y con eso se da por satisfecho, pero los demás no dejan de insistir para que publique más.

Entonces el zorro se pone a reflexionar: «En realidad lo que éstos quieren es que yo publique un libro malo; pero como soy el Zorro, no lo voy a hacer».

 

«Y no lo hizo», dice la última línea del cuento.

 

Retos de escritor y alcanzar la cima
Imagen LPO

 Mario Vargas LLosa

La tía Julia y el escribidor” fue inspirado en su relación con su tía política Julia Urquidi, diez años mayor, con quien se casó, en 1955, a los 19 años de edad.
La relación, que traería muchos problemas con su familia, acabó  en divorcio en 1964.
En 1967, en la exhibición de la película “Odisea en los Andes” golpeó al escritor colombiano Gabriel García Márquez en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México; el motivo sigue siendo desconocido.
Retos de escritor y alcanzar la cima
Fotografía Ulisses Araujo

Heredó de sus antepasados,  un excesivo refinamiento de la sensibilidad. Su talento era un talento muy sensible.

A Virginia le parecía tosca y grosera buena parte de la literatura contemporánea; sus propias contribuciones a ésta estaban escritas desde el deseo de purificar, sensibilizar, airear.

Su refinamiento no era un reflejo del puritanismo victoriano. Nunca fue puritana. Nadaba desnuda con el joven y bello poeta Rupert Brooke; su sexualidad era ambivalente; pertenecía al grupo social más progresista de Europa si no del mundo.

Por un breve período, Virginia Woolf escribió en una mesa alta, de pie, pues ella quería ser como un pintor, que puede alejarse inmediatamente de la pantalla para tener una visión mejor de la obra.

Las visitas, planeadas o espontáneas, y el hecho de compartir el espacio doméstico, como cocinas o salones, con el resto de familiares hacían difícil el aislamiento artístico.(esto lo comparto plenamente)

Generalmente Virginia Woolf se sentía muy deprimida cuando terminaba de escribir un libro.

Retos de escritor y alcanzar la cima
Fotografía Aldo Carlos

Gabriel García Márquez.

Tenía miedo a los aviones. escribió en una ocasión. «La vida me enseñó que el verdadero temeroso del avión no es el que se niega a volar, sino el que aprende a volar con miedo», Esta fobia no le ha impedido tomar aviones a lo largo de los años, pero el escritor ha tenido que usar algunos trucos para superar ese miedo.

Por ejemplo, tiene toda una lista de canciones para volar en función de la ruta, la duración del viaje y la clase en la que vuele.

Otra de sus fórmulas la tomó prestada del también aerofóbico Luis Buñuel: tomarse un Martini seco antes de salir de casa, otro en el aeropuerto y uno más antes de despegar.

El mismo método que siguió Ray Bradbury cuando voló por primera vez a los 62 años.

Uno de sus talismanes favoritos eran las flores amarillas. «Mientras haya flores amarillas nada malo puede ocurrirme», dijo en una ocasión. De hecho, no podía escribir sin tener un ramo de flores amarilla sobre la mesa de su escritorio.

Cuando José Arcadio Buendía falleció en Cien años de soledad García Márquez describe el momento diciendo que «vieron a través de la ventana que estaba cayendo una llovizna de minúsculas flores amarillas.

Cuando Gabriel García Márquez comenzó a padecer demencia senil, uno de sus amigos llegó a decir que padecia de realismo mágico.

A todos nos pasa ¿Y a ti?

Seguro que tienes tus manías y excentricidades pero eso solo lo juzgan los demás, para ti es un estilo de vida y al final ¿A quién le importa?

Solo nos paseamos un rato por la vida de nuestros escritores referentes en este género mágico y subjetivo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *